Jonathan Cacciapuoti creó y patentó Choolf Pancho Doble, una idea original que causa furor en las redes. “Quiero mostrarle a los emprendedores que se puede”, explica.

Los panchos dobles “Choolf”, un invento de un joven argentino que hoy se convirtieron en un negocio rentable.

Tuvo una idea en el momento justo y en vez de quedarse en la ilusión y el imaginario decidió llevarlo a cabo. A la salida de un boliche, Jonathan Cacciapuoti (28) le pidió a un vendedor que le pusiera dos salchichas en el mismo pan.

Desafiar la tradición panchera y enfrentar el siempre difícil arte de cortar el pan y que no se rompa, fueron obstáculos demasiado potentes para el vendedor que rechazó el planteo del cliente, incluso cuando ofreció pagar más.

“Vengo pensando en esto hace nueve años. La idea me quedó dando vueltas en la cabeza, porque yo en el momento no quería comer tanto pan”, le cuenta Cacciapuoti a Clarín.

“En ese momento yo estaba empezando una relación y viajaba mucho en tren desde Vicente López hasta La Plata. Con un pancho sólo no te llenás y no podés subirte al tren con dos y una gaseosa”, reflexiona. Entonces comenzó a darle forma a su búsqueda.

Hoy, Jonathan es un emprendedor que patentó, luego de casi 10 años de buscar panaderas y alguien que le haga los moldes, el invento del pancho doble y su propio pan con dos canaletas para darle refugio seguro a las salchichas.

Algo que a simple vista podría parecer una idea de madrugada entre risas y amigos terminó siendo una salida laboral más que rentable. Su historia se viralizó en las últimas horas y hasta fue citada por Diego Santilli, precandidato a diputado por Juntos por el Cambio.

El camino que desembocó en el reconocimiento recolectado ahora fue largo. “Mandé a hacer matrices especiales y en las panaderías nadie me daba bola”, recuerda, pero afirma que “la clave fue perseverar”.

Jonathan Cacciapuoti está detrás de “Choolf Pancho Doble”

“Hoy en la producción tengo tres personas y en total seremos cinco”, cuenta. “Somos un pequeñísimo negocio y ahora todo esto es una locura”, agrega incrédulo mientras piensa que este mismo domingo se juntarán todos para planificar los pasos a seguir ante semejante explosión de los ya famosos panchos dobles.

“El bote flota”, dice Jonathan al describir cómo va el negocio, que pudo reiniciar junto a la familia Gerding tras inconvenientes con su socio anterior.

Otro hecho que a Jonathan le dio la certeza de concretar su idea llegó el día que tuvo la posibilidad de trabajar vendiendo panchos en el festival Lollapalooza, donde observó que a sus compañeros le costaba cortar los panes sin romperlos o sin lastimarse.

Pan de pancho con doble canaleta, sin usar cuchillo para abrirlo, un invento 100% argentino.

La idea de crear un pan de pancho con canaleta incluida descartaría la necesidad de usar el cuchillo durante la preparación.

Jonathan, que supo tocar en su guitarra algo de rock and roll y blues en las estaciones de subte, vuelve sobre la importancia de la perseverancia y mirá hacia atrás momentos en los que siguió adelante. “No fue por testarudo, sino por hacerle caso a la intuición. Hubo momentos en los que no creía ni en mí, pero igualmente seguí adelante”, cuenta.

Y agrega: “Quiero mostrarle a los emprendedores que se puede, incluso en momentos difíciles como este”.

Jonathan Cacciapuoti tocó la guitarra en las estaciones de subte para juntar dinero. Foto Instagram

Los “Choolf Pancho Doble” es el nombre de la marca que Jonathan vende actualmente a locales de comidas rápidas, colegios, canchas de fútbol, pancherías y mayoristas.

Hace tres años recibió el apoyo del Gobierno de la Ciudad al salir tercero en un concurso de emprendedores. Ese dato fue mencionado por Santilli en un posteo en el que compartió la historia de su invento.

“Es muy emocionante, ya ni sé qué decir”, reconoce Cacciapuoti, envuelto en un tornado de sensaciones que, entiende, significa que el tiempo le dio la razón.

“Nunca me pasó esto, es todo muy loco”, insiste quien se define como una persona extrovertida y que se plantea “no perder el foco” para que su proyecto, en momentos de espuma en alza, siga el rumbo pretendido.

Historia viral

El usuario “Marcas Argentinas” en Instagram destacó la increíble historia de Jonathan y su invento y rápidamente el video donde cuenta el origen de su emprendimiento se hizo viral.

“Choolf Pancho Doble” empezó siendo un proyecto pequeño que contaba sólo con apoyo de amigos y familiares. Hoy es un negocio que crece, con sede central en Villa Adelina, San Isidro.

Los primeros productos que ofrecieron fueron panes dobles con sus respectivas salchichas, papas pai y algunas salsas para acompañar.

Por su innovadora idea, Jonathan ganó un financiamiento de 100 mil pesos para poder llevar a la realidad su proyecto.

Actualmente, “Choolf Pancho Doble” venden sus productos vía whatsapp o Instagram a compradores particulares. Además, varios locales gastronómicos bonaerenses le compran para revender.

Fuente: Clarín