El juez interviniente dictaminó que el trapero cordobés de 23 años ya no tiene obligaciones contractuales con su antigua grabadora.

El pasado viernes 3 de septiembre a la noche se conoció que el trapero cordobés Paulo Londra ganó el juicio que tenía con Big Ligas, que no le permitía crear temas ni cantar públicamente.

Londra ganó el pleito legal contra su antiguo sello discográfico después de que un juez dictaminara que el artista de 23 años no tiene más obligaciones de grabación o futuras subvenciones contractuales con la discográfica.

En una contrademanda presentada en marzo de 2020, Londra le pidió a la corte del condado de Miami-Dade que afirmara que el acuerdo de empresa conjunta se había resuelto “correctamente” en un pedido de 13 páginas.

El juez William Thomas dictaminó, según publicó Billboard, que el plazo del memorando del acuerdo expiró el 20 de febrero de 2021 y agregó que “incluso si el lenguaje de los contratos relevantes respaldaba la interpretación ofrecida por Big Ligas del término del memorando del acuerdo, que claramente no lo hace, no se pudo hacer cumplir el memorando porque constituiría una restricción ilegal del comercio y conduciría a resultados absurdos”.

Londra cofundó Big Ligas en 2018 con el empresario colombiano Cristian Salazar y el productor Daniel “Ovy on the Drums” Oviedo. Pero durante los últimos dos años, el cantante denunció que sus socios lo “defraudaron” cuando lo hicieron firmar un contrato de acuerdo de empresa conjunta por tres años que, según documentos legales, se extendió sin el consentimiento del músico.

El trasfondo nace luego de que el cantante firmara en 2019 un contrato que incluía una cláusula por la cual les entregaba todos los derechos de las canciones, la música y la voz hasta 2025 a Big Ligas. Según Londra, fue estafado por Ovy On The Drums y Big Ligas: habría sido el productor quien le dijo que firmara esos papeles solo para registrar las imágenes para un video, pero el cordobés no habría tenido conocimiento del contenido del contrato.

Esto se dirimió en tribunales estadounidenses y generó una fuerte movida de parte de sus seguidores y colegas que hace un tiempo transformaron en viral en las redes el hashtag @FreePaulo en una campaña conjunta para que recupere su autonomía artística.El artista confirmó en Instagram: “Inmensa alegría. Es un primer y gran paso. Falta poco”. En este momento las redes estallan replicando la buena noticia para el trapero cordobés.

Fuente: lmdiario.com.ar